jueves, 7 de octubre de 2010

¡Internet!

Sólo he tardado 1 año en ponerme Internet en casa, pero por fin ya lo tengo, yuuuu. Debo ser la vergüenza de cualquier informático que se precie. Tampoco es que ahora tenga una mega adsl ni nada, más bien una tarifa de datos de esas que vienen con un móvil lleno de cositas a las que darle con el dedo y que deja la pantalla táctil grasienta y lista para cualquier prueba del CSI. Pero menos da una piedra, puedo navegar y actualizar el blog. ¡Qué bien!
Es que ha habido días que de verdad he tenido el impulso de salir por mi vecindad portátil al hombro, y llamar a todas las puertas hasta encontrar un vecino que me deje conectarme a su red (si, por aquí hay muchas. Si, todas con seguridad. No, no pude piratear ninguna). Pero eso ya se acabó, ¡autobienvenida al siglo XXI, Sophia!
Ahora bien, esto del móvil nuevo, me está volviendo loca. Mi agenda ha sido un caos, se me han volcado los apellidos;nomb así tal y como suena, y no encontraba nada, luego se ha puesto a decirme que quería enlazar gente con correos, luego con facebook, con gmail, madre mía, ahora veo un contacto y tengo su foto, su cumpleaños, su correo de trabajo, el personal, ... Me parece que ya no valoramos tanto la intimidad como antes, jejejeje.
Aaaaaaaaaaah, amigos, y qué de juegos gratis... Se acabó mi tetris demo de 60 sg, ahora tengo miles de cosas. Seguramente lo toquetearé todo durante varios días y luego volveré a engancharme a la play, pero hasta ahora todo es nuevo y misterioso, me encanta.
¡Me doy la autobienvenida también a mi propio blog!

2 comentarios:

Gustavo dijo...

yupiiiii

Agus dijo...

Encantado de volver a tener noticias tuyas.

Por nuestra parte comentarte que hace un mes que somos padres de una preciosa niña, jejeje.

¿Cómo va todo?